Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Estas son las normas de tráfico que nadie te explicó: circulación en rotondas

¿Sabías qué?

Estas son las normas de tráfico que nadie te explicó: circulación en rotondas

24/11/2014

Imagen de Escuela de Bienestar - Fundación MAPFRE La circulación en rotondas es uno de esos pequeños líos normativos que dan lugar a no pocas discusiones entre conductores, cuando no sustos o incluso colisiones (por lo general y afortunadamente, de poca monta) que son evitables si se conoce la lógica de estas infraestructuras tan habituales en nuestras calles y carreteras. Cómo circular en las rotondas o glorietas es, en el fondo, tan sencillo como entender dos cosas sobre las rotondas:
  1. Una glorieta o rotonda es un tipo especial de intersección compuesta por varias intersecciones.
  2. Una glorieta o rotonda es, también, una vía circular.

A partir de esto, podemos analizar cómo se debe circular en una rotonda para conseguir un tráfico más ágil y seguro.

Uso de los carriles en una rotonda 

En cualquier calle o carretera, siempre que sea posible debemos circular por la derecha. En una rotonda la cosa no cambia, precisamente porque una rotonda es una vía circular. Por eso, siempre que sea posible debemos transitar por el carril exterior de la rotonda.

Si una rotonda es un tipo de intersección compuesta por varias intersecciones, a cada brazo de la rotonda, es decir, a cada calle o avenida que desemboca en la rotonda, le corresponde una intersección con posibilidad de girar hacia la derecha o permanecer en la misma vía. Cuando vamos a abandonar la rotonda, ¿qué carril deberemos ocupar?  El mismo que ocuparíamos en cualquier otro tipo de intersección antes de girar hacia la derecha: el de la derecha, esto es, el carril exterior. Está prohibido, es peligroso y además es sancionable abandonar una rotonda desde el carril interior directamente. Desde un punto de vista normativo, abandonar la rotonda desde un carril interior es tan absurdo como girar en una calle hacia la derecha desde el carril izquierdo.

Estas son las bases para una circulación ágil y segura en las rotondas: utilizamos el carril exterior siempre que sea posible, y desde luego abandonamos siempre la rotonda desde el carril exterior.

A veces ocurre que la situación del tráfico nos aconseja utilizar otros carriles que no sean el carril exterior. Por ejemplo, si pretendemos dar toda la vuelta a la rotonda y el carril derecho se encuentra saturado, no tiene sentido que vayamos por ese carril. Lo mismo, cuando observamos un tráfico muy dinámico y prevemos que mantenernos dando la vuelta a la rotonda por el carril exterior puede resultar peligroso porque un conductor haya decidido abandonar la rotonda directamente desde un carril interior. En cualquier caso, si utilizamos un carril interior debemos pasar al carril exterior antes de abandonar la rotonda. El lugar más recomendable para hacer esto es a la altura de la salida anterior a la que pretendemos tomar.

Finalmente, una excepción a todo lo dicho: que los carriles que utilicemos cuenten con flechas de dirección pintadas en el suelo. En tal caso, obviamente esa señalización predomina sobre cualquier otra consideración general.

Uso de los intermitentes en una rotonda

Debemos entender el intermitente como una herramienta de comunicación entre conductores. Por lo tanto, todo intermitente debe utilizarse con el fin de dar información a los demás, y nunca induciendo a confusión. Siempre señalizaremos nuestro inminente abandono de la rotonda, con antelación suficiente y utilizando el intermitente derecho.

En cuanto al uso del intermitente izquierdo, este sólo debería utilizarse de forma puntual, si con ello entendemos que aportaremos algo positivo a nuestra comunicación con los demás. Por ejemplo, señalizar que permanecemos en la rotonda, de entrada, no tiene sentido desde un punto de vista estrictamente normativo, ya que no estamos haciendo más que seguir el carril de la vía circular, pero sí que puede tener sentido en determinados casos en los que la corriente circulatoria siga una salida y nosotros nos destaquemos del resto permaneciendo en la rotonda.

Croquis para circular por una rotonda

Una explicación muy gráfica sobre la circulación en rotondas la tenemos plasmada en el siguiente esquema realizado por la DGT:

Imagen de Escuela de Bienestar - Fundación MAPFRE
  1. Volver al listado